OÍDO EXTERNO

OTITIS EXTERNA

Es la inflamación del conducto auditivo externo (CAE) y/o del pabellón auricular. Existen 2 tipos de otitis externa, la OTITIS EXTERNA CIRCUNSCRITA, causada por la  inflamación de un folículo piloso (Forunculosis), producida por la infcción de  staphylococcus aureus. Se caracteriza por dolor intenso al movilizar el pabellón auricular.

La OTITIS EXTERNA DIFUSA es la que se produce generalmente por la entrada de agua en el oído, es mas frecuente en verano (otitis del nadador), siendo el agente causal la Pseudomona aeruginosa. Al igual que la Otitis Externa Circunscrita produce dolor intenso, generalmente continuo, y supuración a través del Oído.

El tratamiento se basa en gotas óticas de antibiótico, asociadas o no a antiinflamatorios. La limpieza-aspiración del oído bajo control microscópico es fundamental en la mayoría de los casos para una resolución rápida y definitiva del proceso. Generalmente suele ser necesario una o dos consultas para la solución completa del problema.

Aproximadamente el 10% de las infecciones de la parte externa del oído son producidas por hongos (Otomicosis), estas se asocia a la manipulación del oído por bastoncillos, tapones, etc. En estos casos predomina el picor de oído sobre el dolor, y el tratamiento consiste en tratamiento tópico con algún antifúngico.

Existen formas mas graves y agresivas de otitis externas, generalmente asociadas a factores de riesgo como diabetes, inmunosupresión y la edad, por lo que se recomienda acudir a un especialista ante la mala evolución de sintomatología.

TAPÓN DE CERUMEN

Los tapones en el Conducto Auditivo Externo están formados por cera producida en la piel del conducto y por restos de descamación epitelial. Se trata de una patología extraordinariamente frecuente, generalmente banal pero muy molesta. La cera tiene función de protección del conducto de agentes externos que lo puedan afectar.

Habitualmente, el cerumen se expulsa arrastrado por la piel ya que la eliminación de la capa superficial de la epidermis del conducto se realiza de dentro a fuera. los tapones se forman por exceso de producción o defecto de eliminación.

Produce una sensación de taponamiento ótico, pérdida de audición y autofonia (sensación de eco al hablar). No suele producir dolor aunque si alguna molestia. La presencia de dolor o mareo son síntomas que sugieren complicación o sobreinfección añadida, por lo que los pacientes deben ser valorados para establecer un diagnóstico adecuado.

Existen multitud de factores que favorecen la aparición de tapones de cera como la patología del oído externo, ecemas de conducto, conductos estrechos y el uso de bastoncillos entre otros.

El tratamiento se basa en la extracción del tapón mediante control microscópico, y evitar así los riesgos de traumatismo y perforación timpánica que conlleva un lavado ótico inadecuado.

En los pacientes en los que se sospecha sobreinfección, patología de oído medio, antecedente de perforación timpánica, oídos operados, el lavado con agua esta contraindicado.

CUERPO EXTRAÑO EN OÍDO

Se trata de la presencia de un Cuerpo Extraño en el Conducto Auditivo Externo, afecta generalmente a niños, Puede ser totalmente asintomático o cursar con intenso dolor e inflamación, planteándose el diagnóstico diferencial con una otitis externa.

La extracción del Cuerpo extraño se realiza bajo control microscópico con material adecuado o mediante lavado con agua templada en aquellos pacientes que se haya comprobado integridad de la Membrana timpánica.

Nunca debe intentarse la extracción con pinzas ya que el resultado suele ser la impactación del Cuerpo Extraño en el fondo del Conducto auditivo externo, haciendo mas difícil la extracción posterior por parte del especialista.

TUMORES DE OÍDO

Patología muy infrecuente, suelen afectar a la piel de la parte externa del oído. Debemos sospecharlo ante la aparición de dolor u otorrea sanguinolenta de evolución tórpida.

Comments are closed.