Laringe y Cuello

LARINGITIS

La laringitis es la inflamación aguda de la mucosa Laríngea que se establece en un periodo menor a 3 semanas. la laringe es un órgano que contiene las cuerdas vocales y es paso del aire inspirado hacia el árbol traquebronquial. Por lo tanto su inflamación se traduce en una alteración de la voz (disfonía) por inflamación de las cuerdas vocales o en un cuadro de dificultad para respirar (disnea) por disminución del calibre de la laringe debido al proceso inflamatorio. En el paciente adulto predomina la disfonía y en el niño la disnea, pudiendo llegar a ser un proceso grave por lo que es un motivo de consulta urgente en pediatría. En el niño, la anatomía de la laringe y la especial tendencia a la inflamación determina una mayor predisposición a la obstrucción

El tratamiento varía según la intensidad del cuadro y la edad del paciente. Debido a que en edad pediátrica puede ser un cuadro grave, el tratamiento muchas veces incluye la administración de corticoides por vía oral, adrenalina en aerosol, además de la humedad ambiental

Una forma especial de Laringitis es la Epiglotitis, consiste en la inflamación de la epiglotis que se encuentra en la parte superior de la laringe. Es un cuadro de instauración rápida en horas y puede ser especialmente grave por obstrucción de la vía aérea sobre todo en niños. Afortunadamente la incidencia de este cuadro es muy baja. Afecta fundamentalmente a niños de 2 a 6 años y produce fiebre alta, gran afectación general, dificultad y esfuerzo para respirar, ruidos inspiratorios que empeora si se tumba al niño.

El diagnóstico se realiza por la clínica y se confirma mediante la realización de una fibrolaringoscopia directa donde se observa la inflamación y enrojecimiento de la epiglotis.

El tratamiento consiste en la administración de corticoides sistémicos y antibióticos. En caso de gravedad puede ser necesario la intubación del paciente.

CÁNCER DE LARINGE

España presenta uno de los índices mas altos de cáncer de laringe de todo el mundo. La localización que con mas frecuencia se afecta es la Glotis. El principal factor de riesgo implicado en la oncogénesis es el tabaco y su acción sinérgica con el alcohol.

El estudio clínico y endoscópico, así como las distintas técnicas de imagen disponibles actualmente, permiten realizar un diagnóstico preciso del volumen y la extensión tumoral.

La forma de presentación dependerá de la localización del tumor. De esta manera cuando el tumor afecta a la Glotis (Cuerdas Vocales) el primer síntoma de inicio es la disfonía en el 99% de los casos. Si la afectación primaria es la Supraglotis el paciente refiere sensación de cuerpo extraño, carraspeo y molestias con la deglución. Cuando afecta a la Subglotis, la dificultad para respirar (disnea) predomina sobre el resto de síntomas.

La aparición de una adenopatía cervical (por diseminación regional del tumor) se presenta como síntoma de inicio hasta en el 10% de las ocasiones, y esta presente en el momento del diagnóstico en un 40-50 %.

Los pacientes con cáncer de Laringe van a ser subsidiarios de diferentes opciones de tratamiento quirúrgicas y/o oncológicas. El tipo de cirugía varía según la extensión del tumor desde pequeñas resecciones con láser CO2 hasta cirugías mas agresivas como las laringectomías parciales o totales asociadas o no a cirugía del cuello (Vaciamientos ganglionares). El tratamiento oncológico mas habitual es la administración de radioterapia y/o quimioterapia. La elección del tratamiento dependerá de la extensión del tumor, de la presencia o no de diseminación a distancia, del estado general y de las preferencias del paciente. Existe multitud de especialistas implicados en el diagnóstico y tratamiento de estos pacientes, ya que van requerir durante el transcurso de su enfermedad soporte nutricional, rehabilitación de la voz, rehabilitación respiratoria, soporte psicológico, etc.

Es importante el diagnóstico precoz del cáncer de laringe ya que presenta un alto índice de curación cuando se diagnóstica en estadios precoces de la enfermedad.

Todo paciente con disfonía de mas de 15 días de evolución debe ser valorado por su un especialista en Otorrinolaringología, sobre todo cuando existen factores de riesgo asociados (tabaco, alcohol).

CUELLO

La aparición de “bultos” en el cuello siempre es motivo de preocupación para el paciente y suele llevar a consultar a su médico por este motivo. La mayoría de las veces se trata de la inflamación de los ganglios del cuello de forma reactiva frente a infecciones-inflamaciones de la cavidad oral, faringe o Laringe.

En estos casos la actitud mas adecuada consiste en la administración de antiinflamatorios y habitualmente se resuelve en pocos días o semanas. En los casos en los que no se resuelve la sintomatología, exige un estudio mas minucioso por parte del médico de atención primaria o especialista en otorrinolaringología. Debido a que la localización mas frecuente del origen de estas reacciones inflamatorias es la vía aérea superior, el primer paso de todos los protocolos de estudio de adenopatías es la exploración endoscópica de fosas nasales, Faringe y Laringe por parte del Otorrinolaringólogo.

Ya hemos comentado anteriormente que las adenopatías pueden ser el síntoma de inicio del Cáncer de Laringe, por lo que debemos tenerlo presente sobre todo cuando hay síntomas asociados como alteración de la voz, dificultad para tragar, molestias faríngeas, pérdida de peso y factores de riesgo como el consumo de tabaco y/o alcohol.

Otra de las causas de Aparición de “bultos” en el cuello son la aparición de lesiones congénitas. Generalmente no producen síntomas hasta la edad adulta cuando pueden sobreinfectarse y ser causa de bultomas cervicales de evolución rápida con signos de inflamación (enrojecimiento de la piel, fiebre, dolor). Los mas frecuentes son los Quistes del Conducto Tirogloso en la línea media del cuello y los Quistes Branquiales en la parte lateral del cuello.

El tratamiento de estas lesiones congénitas suele ser quirúrgico mediante la exéresis del quiste mediante una cervicotomia (incisión en el cuello).

REFLUJO FARINGOLARINGEO

El reflujo faringolaringeo (RFL) consiste en el paso del contenido gástrico a las estructuras faringolaringeas. Solo la mitad de los pacientes con RFL presentan síntomas digestivos asociados (ardor retroesternal, regurgitación).

Los síntomas mas frecuentes son el estorbo faríngeo, carraspeo y la sensación de cuerpo extraño faríngeo.

Existen multitud de patologías asociadas al reflujo como la tos crónica, asma, erosiones dentales, dolor torácico, sinusitis, otitis….y los factores implicados en la lesión de la mucosa son el componente ácido o básico del reflujo (por lo que no tiene por que mejorar con antiácidos).

El diagnóstico de reflujo no es fácil y no hay ninguna prueba estándar  fiable para el diagnóstico de certeza del reflujo. Por este motivo existe un índice de síntomas de reflujo (RSI) y otro de hallazgos endoscópicos (RFS) que se utilizan para establecer el diagnóstico de reflujo y pautar el tratamiento adecuado con antiácidos (IBP) y medidas higienico-dietéticas, considerándose diagnóstico la remisión de la sintomatología. Cuando se sospecha que la causa de las molestias faríngeas son debidas a reflujo, la visita al otorrinolaringólogo es obligada.

Comments are closed.